TÉCNICAS Y COSAS . . .
 
TÉCNICAS
ALINEACIÓN DE LA MONTURA EMPLEANDO
EL BUSCADOR DE LA POLAR


El instroscopio (o buscador de la polar)

El introscopio es un pequeño buscador diseñado para poder ser introducido en el Eje Polar de una montura ecuatorial preparada al efecto. Su utilidad es la de permitir un procedimiento que nos ayude a conseguir que el eje polar de nuestra montura apunte efectivamente al polo celeste de nuestro hemisferio y lograr así un correcto seguimiento de los objetos a observar.

Debemos saber que los introscopios ofrecen normalmente una imagen invertida: abajo/arriba y derecha/izquierda. Si el nuestro no ofreciera ninguna inversión (o sólo abajo/arriba) el procedimiento para alinear la montura explicado aquí no funcionaría. En todo caso, los círculos graduados de la montura (de los que hablaremos enseguida) tendrían otra configuración para poderlo llevar a cabo.

Mirando a través de un introscopio se observan unas líneas ó marcas que, al margen de distintas configuraciones, indican el lugar donde debe aparecer la estrella Polaris en el hemisferio norte ó Sigma Octans en el hemisferio sur y dónde se encuentra realmente el polo celeste con respecto a esas estrellas que van a servirnos de referencia.

Pero además, en una montura preparada para ser usada con introscopio, nos encontraremos, en el Eje polar, con unos círculos numerados que son imprescindibles para una correcta alineación al polo celeste (además de servir también para localizar los distintos objetos valiéndonos de sus coordenadas). Antes de seguir es necesario familiarizarnos con esos círculos:

El resto de explicaciones están referidas a una montura EQ5 y se supone que el usuario conoce perfectamente y sabe identificar el Eje Polar-Ascensión Recta (AR), el de Declinación (DEC), el de Altura y Azimut de su montura ecuatorial y sus correspondientes tornillos o palancas de bloqueo. Si esto no se conoce tiene poco sentido intentar estacionar la montura con ayuda del buscador de la polar. Disponer de una montura distinta a la señalada no significa que no pueda aplicarse el procedimiento que se va a explicar aquí. Entendiéndolo, el método es facilmente transportable.

Lo primero que debemos hacer es centrar correctamente el instroscopio en el Eje Polar tal y como se explica a continuación.


Centrado del introscopio en el Eje Polar de la montura ecuatorial

Si hacemos uso del instroscopio para la puesta en estación de una montura ecuatorial necesitamos que éste esté perfectamente centrado en el Eje Polar de aquella. Es decir, la encrucijada del introscopio debe señalar al mismo punto que la proyección del eje del Eje Polar de la montura. Es más, la encrucijada del introscopio debe señalar al mismo punto aunque se rote -sobre su eje- el Eje Polar.


Procedimiento:

Los pasos siguientes los llevaremos a cabo en cualquier momento que nos parezca con luz de día (no necesariamente el mismo día de la observación) y no será necesario volver a realizarlos a no ser que se trate de efectuar alguna correción debida a alguna manipulación accidental que haya sufrido el introscopio. Estos son los pasos:


Alineación - Paso 1: Corrección de la longitud geográfica.

A partir de aquí las explicaciones están referidas al hemisferio norte para alinear la montura valiéndonos de la estrella Polaris como referencia. Para el hemisferio sur las referencias son distintas pero el procedimiento es el mismo. Lo importante es entender el procedimiento.

Ahora nos encontramos ya en el lugar elegido dispuestos a iniciar una sesión de observación astronómica y queremos estacionar nuestra montura para que realice un seguimiento correcto. Para ello necesitamos partir de unas referencias conocidas, a saber: el día 1 de noviembre, a las 00:00 h, en el meridiano 0º (meridiano de Greenwich) el polo norte celeste (PNC) se sitúa justamente debajo de Polaris en la misma línea meridiana. Como los buscadores de la polar ofrecen la imagen invertida a través de ellos lo veríamos a revés: Polaris abajo y el polo norte celeste arriba.

  

En los pasos que siguen a continuación vamos a hacer que la retícula del instroscopio adopte la posición que le correspondería en el meridiano de Greenwich pero corregida según nuestra longitud geográfica. De momento no nos vamos a preocupar de que Polaris entre dentro de su circulito en el retículo, sólo vamos a hacer correcciones de longitud geográfica, la alineación vendrá después.

Sin haber colocado todavía el tubo óptico estos son los pasos a seguir:

1 - Poner a nivel el trípode. Con los tornillos de Altura elevar el eje polar hasta que muestre aproximadamente nuestra latitud sirviéndonos de la escala de latitud de la montura. Apuntar el eje polar hacia el polo celeste.

En este primer paso no hace falta mucha precisión, sólo es necesario orientar la montura de manera que, dentro del introscopio, nos aparezca la estrella Polaris. Para realizar esta operación debemos valernos únicamente de los ejes de Altura y Azimut de la montura e incluso moviendo el trípode. Pero eso sí, después de conseguir meter Polaris en el introscopio debemos asegurarnos de que el trípode esté nivelado.

2 - Girar el eje de AR para que la línea de la encrucijada que contiene la marca para la polar esté en vertical y con el circulito abajo. Recordar que esa era la posición de Polaris en el meridiano 0° el 1 de noviembre a las 00:00h vista a través de un introscopio. Y recordar también que no es necesario que Polaris esté dentro de su circulito, pero sí debe verse a través del instroscopio.
3 - Ahora aflojamos el tornillo de bloqueo del círculo horario y ponemos la escala horaria a 0 y la escala de longitudes también a 0. No volveremos a apretar ese tornillo hasta que se indique lo contrario.
4 - Ahora debemos hacer la corrección según nuestra longitud geográfica. Si nos encontráramos en Edmonton (Canadá) nuestra longitud sería de 113° 30' W. Como el meridiano de referencia para el huso horario de esa ciudad es el meridiano 105 (eso se conoce mirando un mapa de husos horarios) sólo tenemos que hacer una simple resta y obtenemos 8° 30'. Así que giramos el eje de AR hasta que la escala de longitudes muestre aproximadamente ese valor. A continuación bloqueamos el eje AR.

Hacer esta correción es imprescindible cuando la diferencia entre nuestra longitud y la del meridiano de referencia es elevada (digamos que a partir de 5°)

5 - Lo que hemos conseguido es corregir la diferencia de longitud entre nuestro meridiano de referencia y nuestra longitud geográfica con respecto al meridiano 0° de Greenwich para el 1 de noviembre a las 00:00h.

Hecha la corrección volvemos a poner el círculo de fechas en la posición del 1 de noviembre y la hora nuevamente a 0. Esta será la posición de partida para el siguiente paso.


Alineación - Paso 2: Alineación definitiva con el polo celeste

Ahora sí llegó el momento de alinear correctamente nuestra montura con el polo norte celeste. Hasta ahora tan sólo hemos estado preparando el terreno.

Para entender mejor las explicaciones supongamos que es el día 23 de diciembre y nuestra hora de observación las 21:30 h. Como con el círculo horario debemos operar en Tiempo Universal (UT) debemos conocer nuestra zona horaria y si en nuestro país se aplica o no el horario de verano (Saving Daylight). Para el ejemplo nuestra zona horaria es UT+1 y sí se aplica el horario de verano, así que en invierno restaremos una hora a nuestra hora local y en verano le restaremos dos para convertirla en UT.

1 - Partimos de la posición que habíamos dejado anteriormente y que se corresponde con la de la imagen.

A partir de aquí tener en cuenta que en la EQ5 la escala horaria inferior es para usarla en el hemisferio norte y la superior en el hemisferio sur. Mirar el manual de vuestra montura por si las escalas estuvieran invertidas.

Fijaros que el indicador inferior no está alineado con respecto al indicador superior. Ello nos dice que la montura está corregida para nuestra longitud si es que hemos tenido necesidad de realizar esa operación.

2 - Todavía con el círculo horario desbloqueado giramos el eje de AR hasta colocar la hora de nuestra observación usando la parte de la escala horaria correspondiente a nuestro hemisferio. Observar que también se ha movido el circulo de fechas, enseguida lo corregiremos.

En el ejemplo de la figura hemos girado el eje AR hasta las 20:30h UT que corresponde a nuestra hora local 21:30h en horario de invierno.

Efectuada esta operación bloqueamos ya definitivamente el círculo horario con el tornillo.

3 - Con la operación anterior hemos corregido la posición de Polaris en torno al PNC con respecto a nuestra hora de observación.

Ahora, asegurándonos de que el círculo horario ha quedado bloquedado tras la manipulación anterior, colocamos nuevamente el círculo de fechas en su posición original de partida: 1 de noviembre

4 - A continuación vamos a hacer la corrección de la posición de Polaris para la fecha de nuestra observación (sabemos que la posición de una estrella en el cielo viene dada no sólo por la hora a la que la observamos sino también por el mes y día en que nos encontramos).

Giramos nuevamente el eje AR hasta que el círculo de fechas se corresponda con el día y mes de nuestra observación. Es decir, hacemos coincidir la hora de observación con la fecha.

En el ejemplo se muestra la fecha del 23 de diciembre.

5 - Mirando por el buscador de la polar veremos dónde debiera estar Polaris (en el pequeño circulito) y dónde queda el polo celeste con respecto a ella (en la encrucijada del retículo).

A continuación meteremos a Polaris en su sitio.

6 - Sin tocar ya para nada ni el eje de AR ni el de DEC, ajustamos la montura únicamente con los tornillos de Azimut y Altura hasta que la polar quede en el circulito que le corresponde. La montura ha quedado alineada con el polo norte celeste.
7 - Ya podemos olvidarnos de los círculos graduados y colocar las tapetas de protección del introscopio. Montamos el tubo óptico, lo contrapesamos y podemos apuntar libremente el telescopio al objeto celeste de nuestra elección porque el seguimiento va a ser tan perfecto como lo hallamos sido nosotros con el procedimiento.

Pues esto es todo. Espero que estas explicaciones os parezcan claras y útiles. La verdad es que el asunto es más fácil y rápido de lo que aparenta. Sólo una cosa puede llevar algún tiempo: el centrado correcto del buscador, pero como lo vamos a realizar de día y sin prisas podemos tomarnos nuestro tiempo. El resto es cuestión de tener en cuenta algunas puñetitas: cuándo debemos apretar o aflojar los distintos tornillos, etc.



www.astronum.net
Los números de la Astronomía